MALOS ELEMENTOS. RELATOS SOBRE LA CORRUPCIÓN SOCIAL (2012)

MALOS ELEMENTOS. RELATOS SOBRE LA CORRUPCIÓN SOCIAL (2012)

malos elementos_tapaMALOS ELEMENTOS. RELATOS SOBRE LA CORRUPCIÓN SOCIAL

Selección y prólogo de Salvador Luis

Idea de Gabriel Rimachi Sialer

Editorial Casatomada, Perú: 2012

ISBN 978-612-4116-15-5

198 páginas

Venta online en: Perubookstore.com y Librosperuanos.com

Visita la PÁGINA de esta edición en la base de datos de WorldCat.

Hoy en día el miedo y la incertidumbre nos controlan. Vivimos en una época de crisis e insatisfacción general. Para algunos de nosotros el mañana es un dilema y un albur… Y la corrupción no deja de tocarnos…

Malos elementos es una antología de cuentos sobre los estremecimientos de nuestra época y la corrupción social generalizada: mafiosos que son a la vez victimarios y víctimas, amas de casa que optan por el crimen para sobrevivir, balas perdidas, políticos y empresarios contaminados por el poder, líneas de frontera, zonas de control, pandilleros y violadores…

¿Hacia dónde vamos -esa es la pregunta- con estos malos elementos?

Autores incluidos:

  • Diana Ospina Obando (Colombia, 1974)
  • Carlos Rengifo (Perú, 1964)
  • Santiago Vaquera Vásquez (EE.UU., 1966)
  • Patricia Suárez (Argentina, 1969)
  • Luis Hernán Castañeda (Perú, 1982)
  • Eduardo Halfon (Guatemala, 1971)
  • Sergi Bellver (España, 1971)
  • David Miklos (EE.UU. – México, 1970)
  • Octavio Vinces (Perú, 1968)
  • Florencia Abbate (Argentina, 1976)
  • Juan Francisco Ferré (España, 1962)
  • Susanne Noltenius (Perú, 1972)

Malos elementos viene legitimada por su hacedor. Si la balanza mental no me traiciona, [Salvador] Luis es uno de los que más ha trabajado la nueva narrativa en castellano, en general. Sea el formato que sea, nos ha presentado selecciones recomendables que reflejan su responsabilidad busquera; es decir, en su sensibilidad lectora yace su ética de antologador. Por lo tanto, sería mezquino no reconocer su gran esfuerzo, su buen olfato para detectar “tapaditos”, su habilidad para dotar de coherencia el corpus (algo que no es nada fácil, por cierto), enriqueciéndonos aún más el panorama de lo que se viene haciendo más allá de nuestras dachas literarias”. Gabriel Ruiz Ortega

“[Los personajes de Malos elementos] se exhiben con el whisky en la mano, sudando, habiendo aceptado y celebrado su mediocridad, siendo entre otros una ruma ilícita de piezas que dialogan sin desparpajo. Se multiplican, rompen la mano de quien sea y claro, la mayoría está presurosa por deshacerse de lo poco que tiene -integridad, honestidad- y cambiarla por lo mucho que desea: satisfacción”. Cecilia Podestá

Share this Story

Entradas relacionadas